sábado, 14 de marzo de 2009

A LOS BOTES!... A LOS BOTES!


El adelantamiento de las elecciones legislativas, no es otra cosa que un manotazo de un animal herido, por eso es peligrosísimo, el vertebrado va a vender muy cara su derrota, perdido por perdido; destrozará al país hasta límites insospechados, lo de ahora es juego de niños.

La anomia social, la inseguridad aguda, la falta de jueces probos y de un estado de derecho están logrando que este país sea invivible.

Ahora sale a descarnada luz los números reales de una economía desquiciada, la pobreza e indigencia en franco crecimiento, la audacia de los empresarios de la UIA pidiendo una devaluación sin red, y la falta de políticos con vocación de servicio, han dado por tierra hasta las mas mínimas esperanzas de la gente común, que ya se prepara para el sálvese quien pueda.

Posiblemente se empiecen a incautar los silos llenos de soja, las cajas de seguridad, todo donde se pueda conseguir un dólar, “viejo Gómez”. No habrá barreras para la voracidad del poder, el mayor ladrón de la historia de La Argentina moderna, con cómplices varios que sería bueno no olvidarlos, al menos para que estén en un listado. “Son el terrorismo de Estado del siglo XXI ”. Nunca, desde la democracia, ha habido un grupo gobernante tan parecido en su manejo a una dictadura.

Por último, solo una certeza, habida cuenta el adelanto de las elecciones y sus argumentos, no nos queda mas que pensar que el 29 de junio de 2009, el "día después". Será el momento del caos, la devaluación sin red y el sálvese quien pueda.

Dicen que los países no se suicidan, pero en Argentina hay una clase dirigente que es la que manda, que hace lo imposible.

Somos patéticos…

2 comentarios:

Arturo Seeber Bonorino dijo...

Mi querido Carlos:

Cómo me gustaría concebir un gobernante para nuestro país honesto, interesado por el bien de sus gobernados, enérgico y voluntraoso, líder que, por su sólo imperativo desplegase el poder necesario para encaminar a la Argentina hacia un destino grande y justo.
Pero no lo es este, no lo fueron los que lo precedieron y lo serán los que lo sucederán. En España alguien ha dicho con mucho ingenio y certeza que "la democracia es la dictadura de los partidos políticos". Otro lo ha dicho mejor, pero con tal grosería que no juzgo apto reproducirlo en tu blog. Como quiera que sea, los políticos no vienen solos, traen cola. Están donde están porque alguien los puso, y de ese alguien el voto popular es la última instancia y la menos libre. Un político no llega al poder espontáneamente, sino a través de un filtro que es un partido político, y ese partido político sirve porque está subvencionado y promovido por grandes poderes económicos, para los que, a la corta y a la larga, sirve. Son la mucama del poder.
Por eso, duro es decir que no puede existir un político honesto, porque la corrupción política no es de las personas, sino del sistema: es la clase política la que está corrupta.
Probablemente la solución sería hacer política fuera de la política, pero ¿cómo?
Todos los argentinos tienen una solución para el país, yo no tengo ninguna.
Un gran abrazo

Arturo Seeber Bonorino

Pepe N. dijo...

Gracias Arturito por la nota. De todos modos creo que hay niveles de corrupción. Acá ya es insostenible.
Abrazo